Entrevista: Sebastian Gherrë

¿Qué sería de Robert Mapplethorpe en la era de Grindr? Los sujetos fotográficos del amigo de Patti Smith llegaban a su estudio a la antigua, siendo reclutados de bares bondage y sadomasoquistas. Hoy el crusing artístico ya no es necesario. Hay una app para eso. Lo fanáticos de la galería online de Gäg-Bäll   –un proyecto del fotógrafo chileno Sebastian Gherrë– están rogando en la sección de comentarios para convertirse en el próximo en ser retratados en blanco y negro, por un profesional y en formato análogo, un filtro que Instagram aun no implementa. En su portafolio abundan imágenes eróticas cándidas –pero nunca espontáneas- de jóvenes homosexuales en un ambiente sencillo, usualmente entre sábanas blancas. Narciso post-internet retratado, como una selfie sacada por otro.