icon icon icon
21.07.17

Exposición de Comme des Garçons en el MET de NY

Yves Saint Laurent se convirtió en 1983 en el primer diseñador vivo en recibir un homenaje de parte del MET de Nueva York. 34 años después, Rei Kawakubo es la segunda.

“Art of the In-Between” se llama la muestra que busca desafiar e incomodar al espectador a través de 140 diseños que se exhibirán hasta septiembre de este año.
Rei Kawakubo, la diseñadora japonesa detrás de Comme des Garçons (que en francés significa “como niños”), ha logrado plasmar un nuevo lenguaje sobre el diseño reinterpretando momentos históricos a través del vestuario, marcando un punto de inflexión en la percepción de los límites a los cuales la moda puede y tiene que llegar, definiendo la estética de nuestros tiempos. 

Temporada tras temporada, colección tras colección, Come des Garçons se ha convertido en una marca rupturista y visionaria conocida por sus diseños avant-garde y la habilidad de desafiar los códigos de belleza y buen gusto, re-definiendo los límites de la cultura tradicional, género, tipos de cuerpo y edad. Es por eso que el MET, junto al Costume Institute, este año decidió celebrar y premiar el talento de Kawakubo, quien creó y ha manejado la marca en sus 44 años de vida, con la exposición “Art of the In-Between”.

Inaugurada en mayo, la muestra reúne 140 prendas, desde las más icónicas de los años 80 hasta sus colecciones más recientes. Los looks se encuentran organizados temáticamente y proponiendo un contraste  a través de 9 expresiones: Ausencia/Presencia, Diseño/No Diseño, Moda/Anti Moda, Modelo/Múltiple, Alto/Bajo, Antes/Ahora, Uno/Otros, Objetivo/Subjetivo y Ropa/No Ropa, revelando como la diseñadora utiliza la yuxtaposición conceptual para generar un lenguaje nuevo y poco convencional.

Para completar aún más la experiencia, el espacio donde se exhibe la muestra fue diseñada por Kawakubo y consiste en especies de torres circulares blancas que albergan las maniquíes. El estilista de la marca Julien d’Ys recreó las pelucas de cada prenda expuesta.

“I want to rethink the body, so the body and the dress become one.” Rei Kawakubo (1997)

Creada en Tokyo (1969), Comme des Garçons se popularizó en Japón en los años setenta, teniendo un fuerte giro en su estética en el año 1979 cuando la diseñadora se propuso cambiar la dirección que llevaban hasta el momento, la cuál estaba basada en influencias nativas japonesas, buscando un nuevo lenguaje que logrará entender mejor los fenómenos sociales que no habían sido explorado hasta el momento a través de la moda. 

El año 1981 la marca se trasladó a París, comenzando su reconocimiento internacional. Junto a los diseñadores japoneses Issey Miyake y Yohji Yamamoto, trajeron a occidente una nueva silueta que no busca exaltar el cuerpo femenino como lo hacían Jean Paul Gaultier o Azzedine Alaia; sino que buscaban resaltar la belleza de lo imperfecto con materiales nobles como el algodón y la felpa.

“Personally, I don’t care about function at all… When I hear ‘where could you wear that?’ or ‘it’s not very wearable’ or ‘who would wear that?’ to me it’s just a sign that someone missed the point,” Rei Kawakubo (2012)

Las prendas de Comme des Garçons destacan por el uso y tratamiento de sus telas y por un patronaje que propone detenerse, pensar y sobre todo generar emociones, difuminando los límites entre el cuerpo y el vestuario, moda y arte.

A pesar de declarar que su propuesta no es un manifiesto contra el sistema actual de la moda, la compleja narrativa de Rei Kawakubo logra alejarnos de una visión comercialmente obsesiva que caracteriza a la industria hoy en día. 

“I am not protesting against fashion. This is something else, another direction.” Rei Kawakubo (1983)

Como estudiante de diseño de vestuario la muestra me deja un gusto agridulce; por una parte la posibilidad de ver estas prendas en vivo, observar los detalles y ver las proporciones en vivo te entrega una aproximación a su arte que no es posible alcanzar viendo los desfiles en Youtube.

“The right half of my brain likes tradition and history, the left wants to break the rules.” Rei Kawakubo (2005).

La exposición busca democratizar la moda y eliminar las distancias muchas veces imposibles entre el público con la marca. Lo que me hace pensar en todo lo que falta culturalmente en nuestro país para generar una sociedad que se interese por como el vestuario refleja la realidad y nos define. Instituciones como el Museo de la Moda o el Museo de Historia Nacional buscan generar estas conversaciones, sin embargo el interés es muy bajo, por no decir nulo. De cierta manera lo que Kawakubo propone es generar una revalorización de una cultura tradicional a partir de una mirada contemporánea ¿No será tiempo para comenzar a hacer lo mismo aquí en Chile?.