icon icon icon
25.01.18

Ficha Galio: Jambeau

Bobsy Die es el nombre del primer single de Jambeau, músico colombiano de 24 años que lanzará durante el primer semestre Manifiesto, su primer EP. Nació en Bogotá, pero el colegio lo hizo en Guatemala y estudió Diseño Integral en Santiago. Después de graduarse volvió a su natal Colombia, pero al poco tiempo decidió volver a Guatemala, desde donde esta lanzando su proyecto musical mientras busca espacios para exponer su trabajo como fotógrafo y diseñador de moda, sus otros intereses.
Entrevista: Felipe Morandé. Fotografías: JhonFPhoto.

¿Por qué ese nombre?

Es una mezcla de Jam, que es jamear, hacer música improvisada, con Beau que es bello en francés. Es como esa belleza de lo improvisado, de lo no tan estructurado. Yo no tengo un patrón musical académico por lo que mi proyecto es más bien una exploración y experimentación en torno a la música, sonido, letras y ritmos. Por eso se llamó así.

 

Cuéntame más sobre la canción Bobsy Die. ¿De qué se trata?

Es mi primer single y se trata de encontrar el alma, pero desde una postura de pareja. Yo le hablo a esta otra persona que me ha lastimado, que no lo quiero cerca, pero a pesar de todo, me gusta su juego. En el coro digo “fuck you, get out of my place”. Yo no tengo pareja, entonces ese ejercicio lo hago conmigo mismo, con mis miedos e inseguridades.

 

Es difícil mandar a la mierda a las inseguridades. Cada vez las personas tienen más enfermedades mentales y sienten más presión, ¿cómo lo haces?

Creo que tiene que ver mucho con el desapego emocional y físico. Cuando me fui de Chile vendí toda mi ropa, todo mi clóset se fue. Fue un ejercicio porque yo no necesito nada material. Mientras más en paz este conmigo mismo, mejor puedo sacar esa mierda y liberarla en mis letras. Así me siento bien, me siento feliz.

 

¿Fue difícil desprenderte de tu ropa?

Sí. Vengo de una sociedad en la que tener y aparentar es muy importante. Pero me di cuenta que no es así como yo siento las cosas.

 

La canción esta producida por Mazio, ¿quién es?, ¿cómo lo conociste?

Cuándo llegué a Cali, una ciudad en la que nunca había vivido, estaba en una búsqueda de qué hacer y como tenía algunas letras de canciones, pensé que las tenía que llevar a la realidad. Escribí un post en Facebook buscando a un guitarrista en la ciudad y mis contactos me pusieron alrededor de 10 personas, entre ellos Juan Mazio.  Como buscaba alguien para crear en conjunto, investigue sobre las opciones y el que mas me gustó era él, que es guitarrista, diseñador y productor colombiano. Me invitó a su estudio, le mostré mis letras, le canté un poco, le conté como veía este proyecto y a él le encantó y así terminó trabajando junto a mi para crear todo este EP que se viene. Fue un proceso muy orgánico, natural. En términos musicales me ha aportado mucho para que mi propuesta sea más profesional.

 

¿Cuál es la parte que más te cuesta hacer de una canción?

La autocrítica, no saber cuando esta lista. A veces pienso que no importa si suena tan bien, es algo creado, hay que sacarlo y a la gente puede que le guste, puede que no. La parte que más me cuesta es esa, darle el tiempo necesario para que la canción este lo suficientemente bien producida para lanzarla.

 

 

Además de música, sacas fotos con el nombre de Junky Paradox y haces ropa como Jurat Pacer. ¿Qué prefieres más?

Estoy en el momento en el que creo que las tres se pueden combinar. Mi primer show de canto fue en una presentación de mi marca de moda. La música es lo que más me gusta, pero creo que todo se puede combinar, van de la mano.

 

 

 

Tus fotos son de retratos, ¿cómo eliges a tus modelos?

Los elijo porque tienen algo que me interesa. No sé que, pero hay algo. Depende del contexto en el que este, que me van interesando distintas cosas. Cuando volví a Colombia me impactó mucho la raza negra, entonces empecé a tomarle fotos solo a negros.

 

 

¿Qué haces cuando no estás trabajando?

Realmente no veo lo que hago como un trabajo y siempre estoy pensando en eso,en lo que hago, en mi próximo show o desfile. Siempre estoy trabajando en mis sueños y buscando inspiración. Cuando no, estoy de fiesta, viendo un documental, leyendo, meditando.

 

¿Cómo la meditación se involucra en tu proceso creativo?

Nunca he tenido un trabajo estable de oficina, por lo que tengo que organizar mi tiempo. Está en mis manos todo lo que yo hago. Por eso, todos los días tengo que despertarme con la cabeza clara. Todas las dudas que tengo en mi cabeza por mi crianza, por la sociedad, lo que me dicen mis familiares, mis amigos, me genera esa segunda voz interna que me hace dudar.

Me regalaron un libro que se llama The Artist Way y habla de que esa voz, la que te hace dudar, hay que eliminarla. Escribiendo todas las mañanas, apenas te levantes, todas las ideas que están en tu cabeza.

 

 

Pero, ¿qué escribes?

La idea es sentarse, anotar la fecha, poner todo lo que esta en tu cabeza y no parar hasta terminar tres páginas de un cuaderno que escoges. A veces me levanto con muchas ganas de escribir, lo que sueño empieza a aparecer, otras no se me ocurre nada y escribo “no se me ocurre nada”. Tu sabes que la cabeza da mil vueltas. Al principio es difícil, después de una pagina te sientes estancado, pero es la practica.

 

¿Cuándo relees que encuentras?

El libro dice que hay que esperar mínimo 3 meses y esto lo partí en julio. Todavía no me siento preparado para volver a eso. Hace poco leí dos hojas y uffff, te juro, esto ya paso. Lo escribí y así, tal cual fue escrito, tal cual sucedió. Uno se olvida de eso, lo tiene ahí en la cabeza y son puros mensajes tuyos. Tus pensamientos crean tu realidad.

 

¿A partir de eso llegaste a la meditación o así meditas?

A partir de eso porque el libro lo menciona mucho. Ahora hago meditaciones guiadas por Youtube. Dura media hora más o menos y son loops que se repiten cuatro veces, terminan siendo dos horas. Yo hago media hora, 40 minutos máximo. Siento que es un proceso llegar a las dos horas.

 

Además de desprenderse y proyectar tu futuro, ¿qué más has aprendido meditando?

Darle tiempo al tiempo, ser más paciente. Yo quiero todo ya, entonces es como esa lucha interna de mañana que va a pasar. Pienso que en tres meses vuelvo a Chile, en cuatro vuelvo a Colombia. Pero es pensar “tranquilo también.” El tiempo está ahí, uno es dueño de ese tiempo, no importa lo que me demore, pero tengo que disfrutar. No es despertarse y pensar: “fuck, no tengo plata, ¿hoy que?” Es estar más calmado y la verdad es que es super gratificante.

 

 

¿Cuál fue el último documental bueno que viste?

Saving Bansky. Me gusta ese lucha del artista frente a la sociedad. Cuando la obra tiene un mensaje o propósito, no esa función de vender, sino de comunicar algo y ser efímero, pero el mensaje es tan potente que la gente lo quiere rescatar. Es sobre esa dualidad y lucha.

 

¿Qué coleccionas?

En esta etapa de mi vida no tengo nada material. Mmmmm, creo que ahora colecciono personas más que nada. Que pasa… volví acá y me reencontré con mis amigos del colegio, con mi mejor amiga y ella es puro amor conmigo, me llena mucho en ese sentido. Verla, estar con ella, me hace mucho más feliz que poder tener una pintura o una escultura. Obviamente me gusta el arte y sueño con tener muchos objetos hermosos, pero en este momento de mi vida no lo necesito y me hace bien estar creciendo y haciendo lo otro.

Entrevista: Felipe Morandé. Fotografías: JhonFPhoto.