icon icon icon
06.04.18

El exuberante show de los Contadores Auditores Awards

Diseñadores teatrales, Juan Andrés Rivera y Felipe Olivares forman el dúo detrás de la compañía Los Contadores Auditores, quienes desde el 2008 celebran el teatro santiaguino con su satírica y genuina premiación: Los Contadores Auditores Awards.

Lo que comenzó como un “webeo”, según sus propias palabras, hoy es una cita imperdible en el mundo teatral que tiene lugar este viernes 6 de abril en Matucana 100. En esta entrevista, nos cuentan sobre sus motivaciones, expectativas y la situación del teatro en Chile.
Entrevista: Bastien Reveco.

 

La historia de Juan Andrés y Felipe partió en la universidad. Siendo compañeros de diseño teatral, se dieron cuenta que comparten el mismo humor e interés, por lo que iniciaron una amistad “con la que comenzamos a hacer más que trabajos universitarios juntos (1313)”. El año 2007 decidieron formar la compañía Los Contadores Auditores, con la que producen sus propias obras.

 

“El teatro chileno es de un nivel muy alto, reconocido internacionalmente por ser diverso, político y transversal”, aseguran, pero a pesar de esto, no es un secreto que en este rubro la escases de recursos es la mayor limitante. “Faltan políticas culturales más diversas. Ya existen algunas muy buenas y generadas gracias a personas increíbles que trabajan mucho por el gremio, pero falta más. También se necesita del interés de los privados, de mecenas millonarios y de mejores campañas publicitarias”.

 

 

Pero, como una manera de olvidarse por un tiempo de esta realidad y con el ánimo de celebrar lo mejor del año, decidieron crear su propia premiación: Los Contadores Auditores Awards. Lo que partió como una instancia para premiar amigos, hoy busca abarcar el teatro santiaguino, reuniendo a los más destacados talentos del rubro en un ambiente donde lo absurdo y las risas son la tónica. “Es una mezcla entre algo meramente divertido/superficial/absurdo y un reconocimiento genuino a la gente que hace teatro, sobre todo aquellos que nunca serán premiados en otros lados, como los técnicos, productores, realizadores, etc.”, afirman.

 

“Premio dualette al momento lacrimógeno, “Premio Mark Zuckerberg al mejor aprovechamiento de las redes sociales para fines artísticos, políticos y/o teatrales”, “Mejor canción o momento musical”, son algunas de las categorías, en las que también se premia al mejor productor, actor, director, etc. Cada persona puede votar a través de Instagram y Facebook por su candidato favorito y el que tiene más votos, gana.

 

 

¿Cómo deciden cuáles son las categorías?

Hay algunas que no cambian y que son un poco la base de las personas que hacen teatro: actuación, diseño, música, directores, dramaturgos. Otras, que son más de webeo, cambian todos los años. Como el año pasado se cumplieron los 100 años del nacimiento de Violeta Parra y se hicieron muchas obras sobre ella, vamos a premiar a la Mejor Violeta Parra. Otros años hemos premiado al mejor pilucho… Esas categorías le van dando dinamismo y novedad a la premiación y refuerzan ese espíritu de juego, que es lo que finalmente es.

 

¿Cuáles son los criterios específicos para ser nominado?

Depende de la categoría. Generalmente se produce un “boca a boca” del trabajo de una persona cuando está en una obra que llega a nuestros oídos, o nosotros mismos somos testigos de que alguien sobresale en lo que hace. Nos interesa que los nominados sean personas bacanes en lo que hacen y que representen distintos niveles de trayectoria, desde jóvenes emergentes hasta señoras consagradas, jajaja.

 

Este año cumplen 10 años celebrando el teatro. ¿El éxito de este proyecto les ha permitido darle más visibilidad al teatro chileno?

Nos gustaría pensar que sí, pero no tenemos forma de medirlo. Lo que sí creemos, es que ha creado lazos entre las mismas personas que hacen teatro que a veces no saben lo que está haciendo el colega de al lado. Mucha gente nos ha dicho que ve una obra que estuvo nominada cuando tiene otra temporada. O recuerda el nombre de una actriz que estuvo nominada y le queda en la retina cuando la ve de nuevo… En ese sentido creemos que sí ha sido un aporte al teatro.

 

 

 

Ustedes llevan liderando esta premiación por bastante tiempo, ¿cuáles son las obras de teatro chileno que más les ha gustado en los últimos 10 años?

Uf… Hay que tener memoria… Estado Vegetal de la Manuela Infante, Sentimientos y El Pájaro Azul de La Niña Horrible, Zoo de Teatro de Chile, Donde Viven Los Bárbaros (en esa trabajamos, que patudos) de Bonobo, Los Millonarios de La María, Limítrofe de Compañía Limitada, No tenemos que sacrificarnos por los que vendrán de Colectivo Zoológico, El Taller de La Pieza Oscura, La Amante Fascista del Chato Moreno… Hasta ahí llegamos. Obvio que varias más, pero no nos dio la memoria.

 

¿Qué es lo que más le gusta de su carrera de diseñador teatral?

Que es un bombardeo de estímulos y un entrenamiento que te permite hacer muchas cosas distintas. Que es lo que a nosotros nos encanta. Hay personas que prefieren especializarse un área del diseño: vestuario, escenografía, iluminación… nosotros preferimos lo contrario, expandirnos, hacer muchas cosas. Finalmente creemos que todas esas áreas son formas distintas para abordar el mismo problema: cómo narrar con imágenes.

 

Como diseñadores teatrales tienen que conocer un montón de lugares donde comprar ropa usada. ¿Cuáles son sus favoritas?

Tenemos varias. En la cuadra de Bandera entre Rosas y San Pablo, aún quedan tres o cuatro tiendas de las antiguas, con ofertas de vestidos sesenteros increíbles a dos lucas. También otra joya es la tienda de Sandra en el Galpón 1 del Persa Bíobío. Ella recopila muchos tesoros increíbles. Cada vez que vamos nos queremos comprar todo.

 

¿Cuáles son sus expectativas para los próximos años?

Tenemos ganas de hacer una película, montar clásicos de la comedia, hacer un egreso, seguir haciendo teatro para niños además de adultos… Y en el mundo ideal, encontrar un mecanismo de financiamiento que nos permita hacer todo eso sin tener que postular eternamente a fondos… :(

 

Entrevista: Bastien Reveco.