icon icon icon
01.06.18

El refrescante pop de Clubz

Fue el 2013, en la ciudad de Monterrey, donde Coco y Orlando dieron forma a Clubz, uno de los dúos más cool de México. Ansiosos por experimentar algo diferente, los dos mejores amigos –como se definen ellos mismos- dejaron una banda de cinco músicos con la que llevaban 3 años presentando sus canciones en inglés, para empezar a expresar sus propios sonidos influenciado por el shoegaze con la energía de un fuego artificial y la nostalgia un poco cliché de un amanecer bajo las palmeras tropicales.

De la extrema violencia de Monterrey, su ciudad de origen, al revival del pop ochentero que atraviesa a la escena indie, conversamos con Coco y Orlando aprovechando su rápido paso por Santiago.
Entrevista: Bastien Reveco.

 

Con 5 años de carrera y 2 EP que los han llevado a presentarse en escenarios como el Primavera Sound o ser los teloneros de las 3 fechas de Tame Impala en México, Clubz espera dar el gran salto este año con Destellos, su primer disco larga duración y con el que abrazan los ochentas, el funk y el Rn’b.

En su banda anterior cantaban solo en inglés, ahora en español. ¿Por qué? 

Nos cansamos del inglés y, por otro lado, si en verdad quieres aspirar a algo más grande en Latinoamérica tiene que ser en español, de otra forma te quedas en un nicho pequeño. Aparte, es un reto interesante para nosotros porque es más difícil escribir en español sin caer en los clichés. Todo el tiempo estamos en búsqueda de palabras y frases interesantes.

 

 

El pop ochentero influencia a muchas bandas actuales y eso está claramente en su sonido, ¿cómo explican este revival?

En nuestro caso fue por accidente ya que los instrumentos que compramos y usamos para grabar son de esa época. Nos gusta mucho esa movida y nos ha influenciado, pero la idea es combinar eso con algo moderno para crear algo nuevo y no solo se quede en un revival.

 

¿Cuál es el instrumento más vintage que tocan?

Una drum machine Oberheim DMX del 81.

 

 

Sus videos tienen una estética muy cuidada, ¿qué tan importante son para ustedes?

Todo el trabajo visual de la banda es igual de importante que la música. Clubz es un proyecto integral, ya que todo comunica algo de la banda. Los videos generan una experiencia visual complementaria, aparte que funciona como contenido para sacarle más provecho a cada tema.

 

Su nuevo disco lo van a editar por el sello español CANADA, que además produce unos videos de música increíbles. ¿Por qué aún no lanzan un video con ellos?

CANADA tiene mucho trabajo, con proyectos de millones de euros, y muy poco tiempo. Está toda la disposición de hacer un video, pero tiene que ser en un momento libre y, hasta ahora, cuando se han abierto esas oportunidades estamos en México por lo que no hemos coincidido, pero esperemos que pronto suceda.

 

En una entrevista leí que de Chile les gusta mucho Alex Andwandter, Javiera Mena y Holydrug Couple, ¿qué les gusta de cada uno?

Nos gusta la frescura que le dieron Alex y Javiera al pop en Latinoamérica, cambiaron las cosas e impusieron una nueva movida. Nos identificamos con ellos por el alcance que tiene su música, sin barreras, y musicalmente nos gustan porque son canciones que disfrutas mucho cantar. Por otro lado, esta interesante saber que una banda chilena como Holydrug está haciendo este tipo de música que nos gusta mucho y rompiéndola en Estados Unidos. Tuvimos oportunidad de verlos en nuestra primera visita a Santiago en Bar Loreto y nos impresionó mucho su show.

 

 

 

No han lanzado ningún featuring, pero tienen muchos remixes hechos por otros artistas. ¿Cuál sería su colaboración soñada?

El nuevo álbum tendrá un par de featurings, uno con Ela Minus y otro con Buscabulla. Por un lado estaría interesante hacer algo con Luis Miguel, muy en onda con sus inicios, por ser la figura que representa en Latinoamérica, y por otro lado estaría padre algo con una banda nueva que nos gusta como Kindness, Blood Orange, Phoenix, etc.

 

¿Sus placeres culpables?

Toda la movida del pop mexicano noventero: Jeans, Fey, Kabah, OV7, etc.

 

¿Me pueden nombrar un artista que no tiene el exito que merece?

Toro y Moi para nosotros representa mas de lo que tiene.

 

¿Un lugar donde sueñan tocar en vivo?

Japón.

 

Si tienen que comparar su música con un sabor, ¿cuál sería?

Agua con gas.

 

Los dos son realmente muy parecidos fisicamente, ¿quién imito el corte del otro?

Así nos conocimos y gracias al corte de pelo identificamos que seriamos mejores amigos.

 

 

Clubz ha vivido en carne propia el horror de la violencia, ya que son originarios de Monterrey, una de las ciudades mexicanas más golpeadas por el narcotráfico. Ubicada a 200km de la frontera estadounidense, es la tercera ciudad más grande del país y la más rica. Por su situación geográfica, es una zona muy disputada por los carteles de la droga y vivió su peak de violencia entre el 2009 y 2013, en la que se registraban 35 muertes al día producto del narcotráfico. Hoy, el orden se ha ido restableciendo de a poco.

 

¿Cómo han vivido la violencia de Monterrey?

No es nuestro tema favorito. Hubo un momento muy fuerte, donde vivíamos en paranoia, todos escuchábamos historias de terror de gente muy cercana, había muchos secuestros y balaceras en lugares muy comunes como plazas comerciales, bares, antros, restaurantes, etc. El Barrio Antiguo, un espacio lleno de bares en el centro de la ciudad, cerró completamente. Balacearon el escenario más importante para la difusión de la música en vivo de la ciudad (el Café Iguana) y fue muy triste.

Nosotros partimos haciendo música en esa época en la que no había lugares para tocar y lo único que podías hacer era producir y grabar música en tu casa o en un estudio. A falta de shows, nos tuvimos que dar a conocer por el internet y, por eso, primero salieron oportunidades de tocar en otras ciudades. Ahora los carteles y el gobierno, entre otros factores, se han puesto de acuerdo, por lo que se han calmado las cosas.

Después de años de re construcción, se ha ido restableciendo todo lo que nos gusta. El Barrio Antiguo está de vuelta y cada vez hay más lugares para tocar. Además, sentimos que la gente ya nos empieza a ubicar más en casa y tenemos muchas ganas de empezar a tocar y hacer cosas en Monterrey.

 

Entrevista: Bastien Reveco.