icon icon icon
13.07.18

Helenia Melan: de modelo a diseñadora

En dos años se ha convertido en una de las modelos más solicitadas y populares del país, participando en campañas de marca y en los desfiles de Matías Hernán, Lupe Gajardo y Sebastián del Real. Pero ella sabe que el modelaje es algo pasajero y toda está experiencia la está acumulando para otra pasión: el diseño de vestuario.

A solo un semestre de terminar esta carrera, Helenia nos presenta su examen de Taller, ramo que la ha acompañado de una manera simbólica en estos 4 años. “La primera vez que me vestí de mujer públicamente fue para mi primer examen de taller, donde desfilé la ropa que hice”. Hablamos con ella sobre como ha encontrado en la moda y en el diseño una manera de expresar la realidad que durante 20 años estuvo escondiendo.
Diseño de vestuario: Gala Vidal, Helenia Melán, Micaela Held, Natalia Orellana. Fotografía: Pedro Quintana. Maquillaje y Pelo: Raúl Flores. Asistente: Humberto Moya. Mapping: José Miguel Ramos. Entrevista: Felipe Morandé.

 

 

Yo vengo del ambiente under, por si no lo sabías – me contesta Helenia cuando le preguntó por sus orígenes en el modelaje.

 

La historia partió en Greta, la mítica disco ubicada en Recoleta. Fue en octubre del 2016, cuando se le acercó un desconocido ofreciéndole fotos. Era el estilista y director de arte Rodrigo Álvarez. Un mes después, la historia se repitió en Mamba, con el fotógrafo Rodrigo Pérez. “En esa época estaba en la transición, muy andrógina, algo no binario por así decirlo. Todo empezó ahí, por el under, y de a poco la gente me empezó a conocer, a ubicarme, y así empecé a tener contactos, por así decirlo”, asegura la modelo reconocida por ModaCL como la mejor del año pasado y protagonista de editoriales en Harper´s Bazaar, Vogue Latinoamerica, entre otras revistas.

 

Al recibir el resultado de esas dos primeras editoriales, Helenia se encontraba en Colombia, celebrando su cumpleaños número 21. “Publiqué las fotos en Instagram y borré todas las que tenía. En ese momento, mi nombre era H Melan. Algo totalmente ambiguo, que la gente pensará lo que fuera. Ahí me puse Helenia y volví a Chile mucho más femenina a como era antes. Fue algo muy simbólico, un volver a renacer.”

 

 

 

 

Nacida y criada en Colombia, llegó a Chile a los 19 años después de que su papá sufriera un secuestro y que su familia tuviera que gastar todos los ahorros en su rescate. Juntos decidieron iniciar un nuevo comienzo en Chile. Acá inició sus estudios universitarios de diseño de vestuario.

 

Para su primer examen de taller tenía que armar un desfile con sus compañeros y ella decidió desfilar sus propias prendas. Fue la primera vez que se vestía de mujer en público. Su mama y sus compañeras la vieron desfilar. “Empecé a mostrar quien era realmente a través de la expresión que te permite el diseño y el modelaje. Después de ese desfile, empecé a tocar el tema sobre mi transición con mi familia y hoy, cuatro años después, aquí estoy, cerrando taller con un equipo soñado, de la mejor manera”, asegura orgullosa.

 

Para su examen final de taller, la tarea era armar una campaña de una marca ficticia. El trabajo era en grupo y decidieron inspirarse en un público “millenial vanguardista, jóvenes que se arriesgan en el estilo, que no siguen tendencias”. El pie forzado era trabajar solo con dením.

 

Para la campaña de las fotos, Helenia invitó a Pedro Quintana y a Raúl Flores, uno de los fotógrafos y maquilladores más prestigiosos del país, responsable de campañas de retail y con quienes ya había trabajado anteriormente. Respecto al casting, Helenia armó un grupo lo más distinto posible. “A mi como diseñadora me gusta la vanguardia y para las fotos quería modelos diversos. Por eso tengo morenos, blancos, queer, trans, cisgenero y homosexual. Mostrar como somos los humanos, que somos todos distintos, pero juntos hacemos una belleza unificada. Eso es lo bonito de la raza humana.”

 

 

 

 

Qué te gusta más: ¿el modelaje o el diseño de vestuario?

 

No puedo elegir porque cada cosa me entrega algo que me aporta demasiado, que es la expresión. Además, los dos están muy conectados. El modelaje me permite expresar lo que llevo adentro, toda esa parte de mí que por mucho tiempo tenía escondida. El diseño me permite ser creativa y expresar algo desde el vestuario. Además, ser modelo siendo diseñadora es algo muy útil porque te permite nutrir y conocer a mucha gente porque las dos expresiones forman parte de una misma industria.

 

Helenia, además reconoce que al ser diseñadora le encanta jugar con sus looks y armar propuesta, como cuando recibió la invitación al cuarto aniversario de Galio. “Fue mi presentación en sociedad, me mostré como soy.” Llegó a la fiesta con un kimono rojo y guantes negros, siendo una de las más fotografiadas de la noche, protagonizando hasta un reportaje en LUN que destacaba su belleza trans.

 

“Hasta el día de hoy, cuando trabajo con diseñadores o estilistas, siempre traen el tema de la fiesta de Galio y me comentan que me conocieron ahí, que me veía divina y les encantó mi propuesta. Me gusta ser más arriesgada, si me ponen un dress code, voy a darlo todo por armar algo entretenido porque tengo ese conocimiento.

 

Para el aniversario de este año, trabajo en una propuesta con Esteban Pomar y Laura Pérez. “Juntos armamos algo mucho más conceptual. Inicialmente queríamos algo más de los años 20, pero lo fuimos llevando a un terreno más de súper héroe. El traje era morado, mi color favorito, y me sentía totalmente empoderada, pero no muy cómoda jajajaja. La prueba de los zapatos fue un día antes y los más soñados eran talla 38, cuando yo soy 39. Entonces me tocó estar un poco incomoda, pero súper comprometida con el look.”

 

 

 

 

 

Diseño de vestuario: Gala Vidal, Helenia Melán, Micaela Held, Natalia Orellana. Fotografía: Pedro Quintana. Maquillaje y Pelo: Raúl Flores. Asistente: Humberto Moya. Mapping: José Miguel Ramos. Entrevista: Felipe Morandé.