icon icon icon
04.10.18

Föllakzoid, los músicos ausentes

Conversamos con Domingo García Huidobro, el vocalista y guitarrista del trio cósmico, durante su visita a Francia, donde cerraron la primera noche del famoso festival europeo La Route du Rock, en la que compartieron line up con artistas como Patti Smith, The Brian Jonestown Massacre, Charlotte Gainsbourg, Black Madonna y Phoenix.
Entrevista y fotos:: Constanza López.

 

Desde hace casi 30 años que se celebra el festival de música alternativa La Route du Rock a los pies de las murallas del Fuerte de Saint-Pierre, una construcción que data de la época medieval en medio del balneario de San Malo, en la costa del océano Atlántico. Lugar cargado de historia y misticismo, este fuerte puede también servir como una especie de resistencia a la invasión de la escena de la música comercial y de los típicos ambientes festivaleros cargados de flores en la cabeza.

PJ Harvey, The Jesus & Mary Chain, Slowdive, Portishead y Bjork, son algunos de los artistas que han participado en este escenario que este año contó con la presencia de la banda nacional Follakzoid, que en sus 11 años en activo se han convertido en uno de los grupos de rock psicodélico más importantes por este lado del mundo gracias a sus ritmos hipnóticos y ruidosos capaces de transportarnos a una especie de trance musicalizado por riffs experimentales, electrónica y folclor andino.

Durante el festival hablamos con Domingo, el vocalista y guitarrista de la banda, sobre música, moda, limites territoriales, procesos de creación y su reciente colaboración con el diseñador de moda masculino Kozaburo Akasaka.

 

Cuando estamos en el escenario no intentamos imponer un estilo ni ser una influencia, intentamos disolvernos en el ambiente en el que estamos. Por lo mismo no creemos que nuestra música nos pertenece, no intentamos ponerle un fin o un propósito. Lo mismo pasa con nuestro proceso de creación. Nunca hay una idea o intención premeditada. Solo estamos atentos a nuestro entorno, a los sonidos que susurran en nuestro alrededor y cobran sentido para componer. Es por esto que nuestras composiciones son más bien algo inconscientes e intuitivas, y por suerte nos tenemos entre nosotros, para saber que escuchamos los mismos sonidos y no nos estamos volviendo locos con las voces que escuchamos… aunque probablemente también hay un cierto nivel de locura que compartimos.

Locura que los ha llevado a presentarse en distintos lugares como Estados Unidos, Europa, Rusia, México, China y colaborar con artistas como J. Spaceman (alias de Jason Pierce, el músico detrás del proyecto Spiritualized y Spaceman 3), Dave Gahan (vocalista de Depeche Mode), Anton Newcombre (el cantante de la banda Brian Jones Stown Massacre) y el artista chileno residente de Nueva York, Iván Navarro. En Francia gozan de gran popularidad, país que han visitado cinco veces y del que guardan muchos recuerdos, como cuando se presentaron un par de días después del atentado en París el 2015 en la sala de conciertos Bataclan, hecho que marcó un antes y un después en la capital francesa.

Fue un concierto de acceso difícil, incluso para los músicos. Habían muchas medidas de seguridad y tuvimos que esperar mucho tiempo antes de empezar a tocar. Evidentemente se sentía una atmósfera fría. Recuerdo que durante ese concierto bajé al escenario y toqué en medio del público… no sé por que lo hice, es algo que nunca hago y después del concierto se me acercó un parisino, creo que medio borrado, para agradecerme eso porque para él fue como un gesto para ganar soberanía en ese ambiente de miedo.

 

 

 

Pulsar, Loop, 9, 99, Electric y Earth son algunos de los nombres que reciben sus canciones, las que forman parte de tres discos de títulos tan abstractos como: Follakzoid, II y III. La razón por la cual decidimos nombrar nuestros discos con números tiene que ver con el hecho de que no queremos ser representantes de nuestras creaciones. Es ahí que aparece la típica paradoja de cómo crear algo y desaparecer al mismo tiempo. Hacer algo que no se trate de ti mismo sino de la música en sí, borrar al autor y convertirte en el instrumento. Es así como decidimos hace mucho tiempo que en nuestro proceso de creación y en la manera de presentarnos necesitamos borrar temas, formatos, géneros y es por eso que los números los usamos como una manera de lenguaje abstracto.

Respecto a nuestra estética, hace mucho tiempo atrás tomamos la decisión de renunciar a muchas cosas, colores, ritmos, luces, voces, mensajes, literalidad. Buscamos un acercamiento minimalista, ya que no me siento como alguien que puede articular muchos elementos y controlarlos…es por esto que nuestra estética podría definirse como entregarnos a renunciar. Sobre el escenario buscamos mostrar lo que somos, como somos siempre. No creo un look para el escenario que sea diferente a como soy fuera de él.

Para la presentación en La Route du Rock Domingo se vistió con unos pantalones y un top corto, ambos negros, creados por el diseñador japonés Kozaburo, quien se dio a conocer con el show de VFILES SS 2016 y luego ganó el premio LVMH, que se entrega en honor y apoyo a diseñadores jóvenes de todo el mundo, con su colección Fall 2017. Este mes participó por primera vez en el Fashion Week de Nueva York e invitó a Follakzoid a musicalizar la pasarela con un show en vivo que fue destacado por el New York Times como un “acontecimiento psicodélico de vibrante zumbido”. El mismo zumbido que los ha perfilado como uno de los show más hipnóticos, encantando por igual a públicos tan diversos como el de La Route du Rock y NYFW.

 

 

Entrevista y fotos:: Constanza López.