icon icon icon
14.01.19

Sánchez-Kane

En medio de la represión sexual y machista de la cultura mexicana, la diseñadora Bárbara Sánchez se enfoca con su marca Sánchez-Kane en la deconstrucción de prendas de hombre. A través de la conexión y el balance de las fuerzas femeninas y masculinas, rompe los símbolos y las definiciones de género creando un mundo llamado “la casa del macho sentimental”.

 

Después de graduarse de Ingeniería Industrial a los 24 años, la mexicana Bárbara Sánchez estudió diseño de moda en la escuela privada Polimoda de Florencia. Hizo una pasantía con Vivienne Westwood en Londres, y una en L.A. con Bernhard Willhelm, quién le sugirió que no lanzara su propia marca de ropa.

Desde ese consejo que Bárbara ignoró han pasado dos años, y durante ese tiempo su marca Sanchez-Kane debutó con su primera colección en PII UOMO de Milán. Fue invitada a Los Ángeles Fashion Week, a la FASHIONCLASH de Holanda, ganó el concurso TFORHREE (que le permitió manufacturar su ropa en Italia durante un año entero), ganó VFILES y participó en NYFW, consolidándose rápidamente como una de las marcas de moda más emocionantes de América Latina. De todos estos reconocimientos, Bárbara entendió que no se necesita permiso para crear. “Aprendí a no quedarme en la línea de lo seguro y dejar de complacer a todos”, confiesa.

 

 

Sánchez-Kane es una marca “curada por el caos emocional”, donde la política, la religión y la herencia se entrelazan como una representación honesta e íntima del entorno socio-cultural de la diseñadora. Con su trabajo cargado de mensajes políticos quiere vestir al “macho sentimental”, al hombre en contacto con sus emociones.

En búsqueda del balance entre las fuerzas femeninas y masculinas, para Bárbara construir prendas significa reinterpretar sus obsesiones y su crianza católica en piezas que provoquen distintas reacciones, en una sociedad donde aún sigue siendo tabú hablar de sexo o de la violencia machista.

¿Cuál es tu reinterpretación de la sociedad a través de Sánchez-Kane?

El espíritu de Sánchez-Kane proyecta un caos perturbador pero juguetón, influenciado por el México contemporáneo y su folklore llevado al extremo, retorciendo sus tradiciones para retratar una nueva percepción de la belleza, incluso si contiene brutalidad, miedo, fealdad y nuestra oscuridad. Creo en el poder del lenguaje como instrumento de comunicación y el arte como publicidad del nacionalismo, desafiando la representación de “mexicanidad” a través de la vestimenta experimental, instalación de arte y performance, para provocarnos y exponer nuestro “sentimentalismo”. Rompiendo símbolos de masculinidad y borrosas dicotomías de género para crear un mundo donde todos los inadaptados puedan unirse y levitar juntos en busca del “macho sentimental”.

¿Qué es lo más masculino en ti?

Mi alter ego masculino: SOLRAC. Bajo este nombre escribo casi todos los días. Es el nombre de mi papá, Carlos, al revés. SOLRAC me ayuda a plasmarme como un ejercicio de deseo, desenmascarando mi inconsciente para provocar un nuevo despertar, el cual se refleja en mis colecciones.

¿Qué es lo que más te gusta de ser mexicana? 

Mi gente y cultura.

 

 

En tu trabajo has incluido bordados mayas y eres de Merida, la ciudad más grande de la región del Yucatán, una de las zonas con más historia y riqueza cultural Maya en México. ¿Qué es lo que más te inspira y sorprende de la cultura Maya?

Creo que somos muy afortunados de tener a la civilización Maya tan cerca y todavía latente en nuestras tradiciones y costumbres. Para mí fue muy importante desde el inicio de SK integrar la artesanías y la mano de obra del artesano a las piezas.

¿Cómo logras incorporar la sexualidad en tus diseños?

Creo que en SK encuentro la libertad sexual de expresarme tal como soy, desde el análisis del qué es un macho sentimental:

       macho sentimental

  1. Ser humano de cualquier sexo; persona. Fuertemente influenciado por las emociones y en contacto con las fuerzas femeninas y masculinas.
    sinónimos: ser humano, humano, persona, mortal, individuo, personaje, alma.

 ¿Cuál es tu palabra favorita y por qué? 

Hustle. Creo que tenemos que tener muy claro hacia donde queremos llegar y no siempre es fácil este camino.