icon icon icon
21.07.19

El año de México

Opening Ceremony puso los ojos en el país del norte para crear el ‘Year of Mexico’, campaña que busca descubrir y posicionar mundialmente marcas de talentosos diseñadores mexicanos, tanto emergentes como otros más establecidos, con una variedad de piezas de ready-to-wear y joyería, así como indumentaria típica, artesanías y accesorios, todo para celebrar la cultura del diseño del país en manos de sus propios creadores, huyendo de la apropiación cultural.
Texto e imágenes : Sofía Pinto.

 

El pasado 9 de junio, Opening Ceremony, la tienda y plataforma web estadounidense dedicada desde el 2002 a descubrir diseñadores emergentes de moda, anunció que este año su foco estará puesto en México, e incluirá dentro de su marketplace a nuevas promesas del diseño independiente nacional.

La curatoria de Opening Ceremony México incluye tanto diseñadores independientes ya instaurados en el comercio internacional, como Barragán y Sánchez Kane, quienes llevan algunas temporadas presentando sus colecciones en NYFW, como a otros que nunca han comercializado en el extranjero.

Sin embargo, aquellas marcas que no han logrado exponer internacionalmente si se han posicionado en el mercado local gracias al colectivo Hi-BYE: un tienda llena de color, instalaciones de arte y arreglos florales que se encuentra en Ciudad de México y que alberga a diseñadores nacionales como Wurst, Worldwide Limited y Roberto Sánchez.

 

 

El mercado de moda emergente en México no es fácil. Diseñadores independientes tienen que competir con un consumidor local que compra en gran parte retail de Inditex. A su vez, también compiten con un mercado internacional que piensa en la moda mexicana como puramente folklórica. Y es que es difícil salir de esta idea generalizada cuando marcas no mexicanas como Michael Kors, Carolina Herrera y Nike se apropian de esta estética y la exportan al resto del mundo.

Frente a la realidad local el diseñador emergente responde. Si bien exponer su trabajo afuera les entrega una validación en su propio país, también implica el deber de exportar su propia cultura. Es así como vemos los diseños Equihua cargados de prints religiosos de Guadalajara, Tuza usando chiles y sagrados corazones de colgantes para sus joyas o Sánchez Kane reclutando un casting mayoritariamente latino, moreno e inclusivo. Así también vemos a Roberto Sanchez diseñado para a una generación que compra online. Utilizando Instagram y Tumblr como vitrina, sus prendas han llegado a ser utilizadas por el fénomeno mundial que es la influencer digital conocida como @lilmiquela.

El apoyo de Opening Ceremony no solo otorga un gran valor de crecimiento y comercialización para el diseñador emergente mexicano, también nos entrega a quienes no vivimos en Mexico un retazo de la creativa y fresca cultura de moda actual.

 

 

Texto e imágenes : Sofía Pinto.

Tags: