icon icon icon
02.09.19

Mariana Di Girolamo: Liberación y cambios

Mariana Di Girolamo ya se cansó de que le preguntaran por su apellido o por la presión que carga debido a su familia. Cinco años han pasado desde que la actriz interpretó su primer rol en televisión, tiempo suficiente para transformar su miedo a equivocarse o la impulsividad, que alguna vez la caracterizó, por valentía y disciplina. “Ya no me hago la influencer, ya no quiero distraerme de lo que me apasiona, no quiero ser esclava de los likes”, confiesa la actriz, quien se encuentra ad portas del reconocimiento internacional.

Entrevista: Diego Ignacio Ramirez. Fotografía : Caro Salamanca , Max Lagos @ultraestudio. Arte: Felipe Montalba. Estilismo: Paulina Poblete. Maquillaje y pelo : Iván Barría. Asistente estilismo: Spicy Rebequita.

Mariana di Girolamo - Galio Chile

 

El pelo largo para las mujeres ha sido siempre un símbolo de feminidad y belleza. Muchos son los casos donde la cabellera termina por convertir a ciertas mujeres en símbolos de su propia generación. Tal vez ese ha sido el temor y el motor de algunas que decidieron tomar las tijeras, o directamente una máquina de afeitar, para así cortar ese peso que cargan en sus cabezas. Ya lo decía Coco Chanel: “Una mujer que se corta el pelo está a punto de cambiar su vida”, y así lo creyó muchos años después Mariana Di Girolamo.

 

Cuando comenzó su carrera televisiva, Mariana Di Girolamo recién había salido de la escuela de teatro de la Pontificia Universidad Católica. Pálida y con una frondosa cabellera, su debut vino en 2014 con Pituca Sin Lucas, donde interpretaba a la entrañable María Belén Risopatrón. Luego, en 2016 y con más experiencia, destacó gracias a su papel como la rebelde Andrea González en Pobre Gallo. Así, hasta llegar al año 2017, cuando llevó a la pantalla su rol más icónico hasta la fecha: el de María Elsa Quiroga en Perdona Nuestros Pecados, donde protagonizó una intensa y prohibida relación con el párroco de la Villa (Mario Horton). Un papel que, según admite, la sigue enorgulleciendo, ya que la obligó a conectarse con momentos de su propia educación católica y entender cómo esta la había afectado.

—Creo que debido a que recibí una educación religiosa conservadora soy una persona muy culposa. Mi colegio era Neocatecumenal y, desde muy pequeña, me metió en la cabeza qué era lo bueno y qué era lo malo, con una visión muy castigadora y restrictiva de Jesús. Algo que me llevó incluso a asistir a marchas contra la pastilla del día de después o a hacer misiones puerta a puerta.

Pero Mariana no condena la escolarización con mirada religiosa. “Creo que cada uno es libre de educar a sus hijos como quiera. Lo que pienso es que es súper insano crecer con culpa, con miedos. Yo estoy súper alejada de la Iglesia Católica actualmente, especialmente por los casos de pedofilia que han salido a la luz”, comenta.

 

Mariana di Girolamo - Galio Chile

Mariana di Girolamo - Galio Chile

 

¿Qué te hace sentir culpable hoy en día?  

Ocupar más espacio del que siento que debo ocupar o hablar de más. Soy esa típica persona que sale de fiesta y al día siguiente pregunta si molestó a alguien o si perdió el control. Es súper raro porque, en general, me considero una persona súper amable y cariñosa, pero la culpa me persigue, como si alguien me estuviera vigilando siempre.

Una culpa que, sin embargo, no ha detenido a la actriz para llevar a cabo osadas escenas de desnudo o de carácter sexual. “Siempre y cuando tenga una razón de ser para el personaje o la narración y en un clima de absoluto respeto por parte del equipo”.

 

¿Ha cambiado la relación que tienes con tu cuerpo desde que entraste en la televisión?

Tengo cero problemas con la desnudez, pero me da pena admitir que el cuerpo con el que entré a la televisión no me haría feliz en la actualidad. De hecho, una de las razones por las que bajé de peso fue que, mientras grababa Pobre Gallo, gente de la misma producción me dijo que estaba sobrepeso. Eso fue súper dramático para mí, que siempre me he caracterizado por tener una contextura delgada. Me obsesioné un poco con el tema y probé mil dietas, sin que ninguna funcionara. Fue solo hasta que, por la iniciativa personal de sentirme más sana y ligera, y sin tomar ya en cuenta lo que me decían, empecé a comer más ordenado y hacer ejercicio. Esto dio por resultado que mi cuerpo se volviera más estilizado, algo que a la gente en la calle parece gustarle y, por consecuencia, a mí. Aún así entiendo que esto es problemático, ya que uno no debería sentirse bien porque te dicen que estas más delgada. Pero es algo que me implantaron en la cabeza desde pequeña, como a todas las mujeres creo; que mientras más invisible es tu cuerpo, mejor.

 

Mariana di Girolamo - Galio Chile

Mariana di Girolamo - Galio Chile

 

¿Sientes que esos comentarios, por parte del medio televisivo y la prensa, te han llevado a tomar decisiones extremas?

Cuando terminé de grabar Perdona Nuestros Pecados decidí tomar un respiro de las teleseries. Eso produjo que mi salud mental me pasara la cuenta, teniendo que llegar a tomar antidepresivos. La salud mental en Chile es terrible, especialmente en el caso de la gente que trabaja con sus emociones, como los actores, porque debemos volver constantemente a nuestros dolores o traumas pasados para así darle naturalidad a las escenas. En ese sentido, se ha vuelto algo común que entre los mismos actores se estile tomar cosas para mantenernos funcionales y alerta.

 

¿Ha cambiado tu relación con la prensa?

Creo que ahora soy mucho más consciente de la manera en que me expreso. Por ejemplo, una vez dije que Sebastián Piñera era asqueroso y, aún cuando jamás me voy a identificar con un gobierno conservador o de derecha, aprendí que esa no es la manera de referirme a nadie porque produce el efecto inverso, que es que la gente simpatice con él como víctima. De todas formas, considero que su gobierno ha hecho cosas nefastas en términos de políticas culturales, especialmente con la reducción del fondo del BancoEstado para la difusión del cine, que es uno de los factores más importantes en la recepción de una película. Asimismo, el tema de los Fondos de Cultura continúa siendo horrible para los artistas, los cuales han debido comenzar a pedir recursos a privados o, peor, irse del país.

 

 

 

Mariana di Girolamo - Galio Chile

 

El jueves 7 de marzo de 2019, la actriz subió una foto a su cuenta de Instagram donde apoyaba la Huelga General Feminista que se llevaría a cabo el siguiente día. Muchos de sus seguidores aplaudieron su postura, pero otro grupo de personas la criticó fuertemente, decidiendo presionar el botón de dejar de seguir en señal de molestia.

 

“Me considero feminista y creo en la igualdad entre hombres y mujeres. Aún cuando yo jamás he sufrido una situación de acoso, ni tampoco lo he visto, sí siento que como figura pública tengo la responsabilidad de utilizar mi plataforma para denunciar los hechos que considero repudiables. Por lo demás, esta situación de abuso frente a las mujeres no es algo que esté alejado de la realidad televisiva, ya que con los distintos testimonios que salieron a la luz por los casos de Herval Abreu y Nicolás López, hoy existe un clima de mucho respeto, además de protocolos establecidos en caso de que suceda una situación de acoso. Por eso, siempre que puedo participo en las manifestaciones y le doy difusión a las actividades y discusiones, aún cuando eso me signifique la baja de seguidores en redes sociales”, asegura.

 

Mariana di Girolamo - Galio Chile

Mariana di Girolamo - Galio Chile

 

¿Crees que esa baja en seguidores se debe a que la gente esperaba que fueras como tus personajes en la pantalla?

No lo sé. Comenzaron a bajar mucho desde que me corté el pelo, trayendo además una avalancha de comentarios que decían cosas como: “¿Por qué te cortaste el pelo, acaso eres lesbiana?” o “Me gusta cómo actúas, pero te ves horrible con tu nuevo corte”. Tal vez la gente ya no se identifica conmigo, porque ya no soy la misma que interpretaba a la niña de bien, adorada, la nuera perfecta, sino que opté por explorar otros roles, los cuales me permitieron también sacar a flote otra parte de mi propia naturaleza, que tiene una postura clara frente a las cosas. Mi corte de pelo fue una manera de sacarme toda esa carga moral que va a asociada con el hecho de sentirse mujer y la feminidad, algo que en esta sociedad machista continua siendo castigado y que, por tanto, me ha hecho enfrentarme con miradas o comentarios incómodos que jamás había vivido. Tuve que comenzar a preguntarme por qué en Chile es criticado que alguien se vea más andrógino o que no se identifica ni como hombre ni como mujer, o enfrentarme al hecho de que nos podían atacar con mi novio por estar abrazados, ya que podían llegar a pensar que éramos dos hombres. Todas esas cosas me han hecho sentir una mujer más empoderada, más fuerte y, a la vez, más empática.

 

 

Mariana di Girolamo - Galio Chile

Mariana di Girolamo - Galio Chile

 

El fin de semana recién pasado Mariana viajó a Italia por primera para presentar en el Festival de Venecia “Ema”, el film más reciente del director Pablo Larraín y que co-protagoniza junto al actor mexicano Gael García Bernal. En la película, Di Girolamo interpreta a una bailarina que convierte su vida en un frenético reggaetón para así recuperar a su hijo perdido.

“Había participado antes de películas, como Constitución (2016), Aquí no ha pasado nada (2016) y No quiero ser tu hermano (2018). Sin embargo, esta es la primera vez que tengo el rol protagónico. Me gusta mucho el formato del cine y me siento muy afortunada de poder aprender de los mejores. Pablo Larraín es un artista excepcional, que tiene las cosas súper claras y que trabaja con equipos de excelencia. Creo que “Ema” es una película que va a dar de qué hablar y va a conectar con toda una generación”, afirma.

 

¿Qué esperas para el futuro?

Cambios, muchos cambios. No sé qué es lo que se viene, pero creo que es grande y por eso estoy guardando energías y reservándome. Me gustaría que se abrieran puertas en el extranjero. Me interesan los desafíos.

 

 

 

Entrevista: Diego Ignacio Ramirez. Fotografía : Caro Salamanca , Max Lagos @ultraestudio. Arte: Felipe Montalba. Estilismo: Paulina Poblete. Maquillaje y pelo : Iván Barría. Asistente estilismo: Spicy Rebequita.