icon icon icon
10.10.19

Un accidente perfecto: La Zowi y Bea Pelea

Cada cierto tiempo aparecen artistas que más bien parecen personajes de ficción. Bea Pelea (25) y La Zowi (26) nacieron para brillar. Se comen sus referencias y crean algo nuevo y refrescante, algo que las generaciones más jóvenes se devoran. Y es que hace años que en la música no se veía algo tan apetitoso, o al menos no desde España. Bea Pelea y La Zowi tienen al reggaetón y al trap, respectivamente, en la palma de sus manos. A horas de presentar su primer show en Chile, conversamos con ellas sobre la intuición, los accidentes, la rabia y la vergüenza.
Entrevista: Valentina Millán. Fotografía: Cebra Photo. Estilismo: Matías Amengual, Monserrat Ahumada. Maquillaje: Cote Jorquera. Producción : Monserrat Ahumada. Agradecimientos: Grandproducciones.

 

La Zowi (cuyo nombre es Zoe) nació en Francia, y por el trabajo de su padre que es guitarrista de flamenco, ha vivido desde los cuatro años en España. Ahí, rodeada de música y amigos, creció sin imaginar que al igual que su padre se dedicaría a la música.

Pareciera fácil juzgar el trabajo de La Zowi. De pura flojera, uno podría quedarse en los bikinis, las joyas y en las bases de trap que hace tiempo inundan internet. Y, sin ningún esfuerzo de por medio, no debe faltar quien cree que todo es un plan, una especie de maqueta que mezcla un poco de todo el imaginario de la música urbana. Pero para La Zowi, la intuición y la inocencia han sido realmente los elementos que la han llevado a convertirse en unas de las mujeres más importantes en el trap de España, y referente principal para otras mujeres en el mundo.

 

 

La Zowi - Galio Chile
La Zowi - Galio Chile

 

 

Según La Zowi, el momento en que todo empezó es algo difuso. A los 22 años quedó embarazada, y el miedo a no saber si en algún momento podría volver a hacer las cosas que la juventud reclama, con tal de dejar una huella y aún sin tener muy claro el cómo ni el por qué, lanzó su primer video.

“No sé cómo partió todo. Todo ha sido medio inocente, sin mucha conciencia. Sé que hace tres años y medio tuve mi hijo. Mi primer video lo grabé cuando me quedé embarazada, como para asegurarme de que iba a dejar rastro, de que empezaba de alguna manera. A lo mejor pensaba en dedicarme a la música, pero no fue hasta que quedé embarazada que me dio el miedo. Me dije: “Madre, tengo que esperar 9 meses o un año y medio para volver a salir a la luz”. Me agobié y grabé el video y fue muy guay, porque más encima en ese momento, y no voy a decir que no habían chavalas porque sería muy heavy, pero de verdad que no había ninguna chavala, y justo durante esos meses de embarazo empezaron a florecer, entonces estaba muy contenta”, asegura.

Sin imaginar las repercusiones, el video tuvo 50 mil visitas el primer día, marcando un antes y un después y lo que sería el inicio de su carrera. “Nunca lo imaginé como tal. Es difícil meterse en esto, en el trap, más embarazada. Siempre he sido una persona muy consciente, con los pies en la tierra, todo lo pienso mucho. Pero la música es lo único que se me ha escapado; es lo único que nunca consigo entender en el momento. Siempre tengo que verlo con distancia”, admite.

En 2018 lanzó su primer mixtape llamado “Ama de casa”, un trabajo que evidencia el magnetismo y alcance de La Zowi.

 

¿Qué significa para ti ser una ama de casa?

Yo soy muy casera, soy muy madre: esa ha sido mi vida estos últimos años y ser ama de casa a la vez me parece un lujo, literalmente, según como lo mires. Obvio que si estás ahí porque tu marido no te deja trabajar es un chungo. Yo he sido pobre toda mi vida, y poder permitirme los primeros años de mi hijo no trabajar y estar en la casa, para mí eso es un lujo.

 

¿Y la palabra puta? ¿Cómo la definirías?

Yo lo uso mucho como una chavala, o un chaval incluso: una persona. Una persona con actitud, que hace un poco lo que le da la gana, que se ríe de los prejuicios, de todas las cosas, y de la misma palabra también. Es obvio que es una palabra mucho más dirigida hacia la mujer, y en ese sentido yo no lo relaciono con la prostitución o con algo malo. No sé, es como «bitch»… en Estados Unidos le dicen «bitch» hasta a la madre.

 

¿Y la puta con la ama de casa conviven en el mismo universo?

¡Pues claro! La ama de casa puede ser puta a la vez, que ya no es que tenga que salir de casa para ser puta, sino que son la misma persona.

 

 

 

 

¿Cuáles son las principales diferencias entre La Zowi del escenario y la de la casa?

Las cosas que hago en el escenario son yo, muy yo. Durante un tiempo me decía a mí misma: “’¡Estoy loca!”. Pero en realidad es mi carácter, mi personalidad, mis gracias. Ahora hago trap, pero siempre he sido provocativa, no es algo que haga solo por el trap: yo soy así. Y en el escenario la gente te sigue el juego y a mí me sube mucho eso, y ahí soy yo multiplicado hasta donde me lleves.

 

Como a muchas otras mujeres haciéndose paso en la industria musical, el tratamiento mediático que se le da a La Zowi está marcado por las críticas a sus letras y la explotación del cuerpo. Pocas veces se ve que a un artista le exijan tanto explicarse a sí mismo y a su trabajo. Es como si el mundo no estuviese listo para La Zowi.

“A mí lo que me da rabia es haber tenido que explicar tanta cosa. Siempre son las mismas preguntas, es muy en plan de que no quieres entrar realmente en mi rollo. Entiendo el primer año, pero ya llevamos casi cinco con este asunto, y me quita carisma. Las veces que aparezco en medios tampoco es que me sienta muy hateada, pero sí siento que no nos entendemos: hay algo que no cuadra. Es como hablar con el padre de tu amiga del tema… no sé si me vaya a entender este señor. El trap ya es algo más mainstream en España, y las nuevas generaciones lo van a entender de verdad, porque ni gente de mi edad lo hace. Pienso en los chavales de 20, quizás ellos son los que hagan preguntas más entretenidas, desde otras perspectivas. A veces pienso que efectivamente estoy loca, pero es porque España no es como Estados Unidos, donde lo llevan en la sangre. Envidio un poco eso: estar en un lugar donde ya se de por hecho todo, porque nosotros siempre somos los locos, cuando en realidad… ¡loca loca yo que sé! ¡Si yo solo soy actual!”, confiesa entre risas.

 

 

Bea Pelea - Galio Chile

 

 

Bea Pelea tiene 25 años. Se define a sí misma como tímida, aunque al ver sus videos y escuchar sus canciones parece difícil de creer. Con el lanzamiento de su primer mixtape “Reggaetón Romántico Vol I” en enero de este año, Bea ha marcado pauta como una de las principales exponentes del reggaetón en España.

Con una infancia algo nómade, Bea conoció el reggaetón más a fondo en Guatemala, lugar donde vivió cuando niña. Luego, una adolescencia rodeada de amigos músicos la llevaron, lentamente y sin planear mucho, a escribir y cantar.

Asegura que, al menos en España, la escena de reggaetón es muy pequeña y que los referentes son muy pocos. Ni hablar de mujeres. Eso, hasta que apareció Ms Nina, con quien de hecho grabó su primera canción.

“Una vez Nina (Ms Nina) venía a Barcelona y me dijo: ”Vamos a grabar una canción juntas» y dije: “Eh, bueno, no sé”. Empecé a escribir Oye Papi y fui al estudio al día siguiente y así fue. Pero yo no pensaba que fuera capaz de grabar una canción. Escribí, metí las letras en una pista en mi casa y luego lo grabé a ver que tal y sonaba súper bien. Luego esa canción tuvo una acogida buena, a la gente le gustó, y con eso me motivé e hice otra, la que también gustó y ahí dije: “Pues bueno, parece que tengo que seguir haciendo esto», admite.

 

 

 

 

¿Cómo trabajas?

Generalmente me inspiro en cosas que me han pasado o que veo. Soy más de letras que de melodías y suelo escribir sin tener la música. Cuando estoy en mi casa, que es donde grabo, miro las letras, escucho las instrumentales y veo cual queda. El tema de grabar es bien básico: un ordenador, una tarjeta de sonido y un micrófono. Soy vergonzosa y en general es un proceso que me ha costado bastante. Me suelto más y estoy más cómoda sola.

 

¿Y cómo has trabajado el tema de la vergüenza? Me imagino que pararse sobre un escenario debe ser intimidante.

Es que el tema de salir a cantar es como otro mundo. Al principio me costaba más que ahora, pero te subes ahí y cambia todo. Ahora estoy empezando a grabar con más gente, pero si hay mucha gente en el estudio les pido que se vayan. Pero bueno, voy progresando.  Ahora hay mucha calidad y muchas chicas, ya no es lo mismo que antes y hay que estar a la altura. Mi personalidad es más perfeccionista: si quiero hacer algo hay que hacerlo bien, y por eso voy un poco lento. Tampoco tengo como objetivo ir a los Grammy, solo quiero vivir este momento, quiero que sea natural, que salga bien y sentirme bien, por eso tampoco he querido correr.

 

 

 

 

Bea Pelea y La Zowi son amigas “desde antes de nacer”. Ambas son hijas de artistas y crecieron rodeadas de música y amigos en común. Desde el primero, siempre acompañándola, Bea aparece en casi todos los videos de La Zowi, hasta que ayer lanzaron su primera canción juntas, llamada “Trafikantes”.

“No hemos forzado nada. Entre que no vivíamos en la misma ciudad y cada una ha hecho música muy naturalmente, muy en nuestro propio rollo, sin pensar mucho. Las dos simplemente queríamos hacerlo, hasta que se dio el momento”, admite La Zowi.

Ambas repiten constantemente que sus carreras son casi un accidente, algo que ninguna esperaba. Pero es cosa de verlas en sus videos o escuchar las canciones para saber que, accidente o no, es como si hubiesen estado listas para esto desde siempre.

 

Si les dijéramos a la Bea y a la Zoe de 12 años que estarían haciendo lo que están haciendo ahora… Si les mostráramos el video de Trafikantes, ¿Qué pensarían esas niñas?

Bea: Es que como ha surgido con los años, hemos ido evolucionando juntas… a los 12 años no lo pensábamos.

La Zowi: Típico que una de niña dice: “Quiero ser cantante”, pero en realidad sabes que no es muy posible. Pero claro… si nos pusieras el video con 12 años flipariamos, ¡estaríamos muy contentas!.

 

 

La Zowi y Bea Pelea - Galio Chile

 

 

Bea Pelea y La Zowi se presentan hoy 10 de octubre en «Mamacitas», un festival de música urbana femenina de trap, reggaetón y neo perreo, junto a Tomasa del Real, Lizz, Catana y Alex June. Entradas disponibles en Eventrid.

Entrevista: Valentina Millán. Fotografía: Cebra Photo. Estilismo: Matías Amengual, Monserrat Ahumada. Maquillaje: Cote Jorquera. Producción : Monserrat Ahumada. Agradecimientos: Grandproducciones.