fbpx
icon icon icon
07.10.20

Jotha Jerez y su nueva colección upcycling

Jotha Jerez es el nombre de la marca de Jonathan Jerez, diseñador de vestuario de 29 años. Su última colección, 100% upcycling, fue modelada por las actrices Mariana Di Girolamo, Dindi Jane y Paula Luchsinger.

Fotografía : Jonathan Zamora. Dirección de arte y estilismo: Matías Nuñez. Maquillaje y pelo: Iván Barría. Diseño gráfico: Valentina Ortiz. Modelos: Dindi Jane, Mariana Di Girolamo, Paula Luchsinger.

 

 

Con estudios en diseño industrial, diseño de ambientes y de vestuario, su inquietud por el arte y la creación llevaron a Jonathan a crear su marca. A pesar de que sus diseños están inspirados en fenómenos de metrópolis como la migración y las tribus urbanas, Jonathan vive en Melipilla, más cerca de la tranquilidad del campo que de la vorágine santiaguina.

Desde que comenzó con su marca a finales de 2018, el crecimiento de Jotha Jerez ha sido imparable. Ha participado de distintas pasarelas y es parte de Tienda Purga, uno de los epicentros del diseño local independiente, por donde también han pasado Y.A.N.G, Dark Matter, Club Particular e Ingrato.

Y es que Jotha Jerez es parte de esta nueva y emocionante escena del diseño y streetwear chileno, con el enfoque puesto en la sustentabilidad, la diversidad, la inclusión y en establecer una conexión auténtica con su público, que en el caso de Jotha, esta relación nutre por completo su trabajo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Los primeros acercamientos de Jotha a la moda comenzaron desde pequeño, en un gusto enfocado particularmente en la intervención de prendas y accesorios. Actualmente su proceso de creación está inspirado en los materiales con los que trabaja y en las posibilidades de transformación a través del reciclaje. Para esta colección, creada 100% a partir del upcycling y modelada por las actrices Mariana Di Girolamo, Dinde Jane y Paula Luchsinger, Jotha buscó unificar todos los looks a través del color y las texturas.

 

¿Cómo llegaste a dedicarte al diseño de vestuario?

Pasé un proceso bien heavy universitario. Partí estudiando Diseño Industrial en el Duoc, estudié un semestre y me retiré. Después me metí a diseño en la Universidad Mayor; una especie de bachiller en el que estuve tres años. Me retiré nuevamente y me matriculé un semestre en Diseño de Ambientes, no me gusto mucho y de ahí dije: “Ya, si lo mío es vestuario”. Ahí estuve tres años más y decidí retirarme en 2018, porque sentía que ya tenía los conocimientos para hacer ropa, porque la verdad nunca me interesó el título.

 

 

 

 

 

 

¿Qué significa la moda para ti, y qué es lo que más te gusta de dedicarte al diseño en Chile?

Lo que más me llama la atención de la moda es la versatilidad y la autenticidad con la que uno se muestra en la sociedad. Siento que la ropa de alguna manera es la extensión de nuestro cuerpo. Este es mi granito de arena: es mi manera de mostrar realidad a este país tan “superficial”.

 

¿Y que es lo que menos te gusta de industria de la moda en Chile?

Que aún está muy segregado. La moda sigue siendo pa’ la gente con plata. Cero resentido, pero siento que aún se sigue cultivando esa onda media elitista.

 

 

 

 

¿De qué manera la sociedad y su análisis entra en tu trabajo?

Es parte fundamental de mi proceso creativo o como resultado final. Me gusta mostrar realidad, identidad, y eso obviamente lo obtengo de los lugares más “populares”, donde se encuentran las realidades más particulares y hermosas: de la gente “real”, de su entendimiento para con el vestuario.

 

¿Qué cosas has ido aprendiendo del oficio y de ti mismo en paralelo al crecimiento de la marca?

La paciencia y amar esta labor. En un comienzo me cuestionaba como la “superficialidad” de la que soy parte al trabajar en moda, porque lo sentía así, pero ahora lo tomo como una herramienta para poder generar algo en las personas, no solo con la ropa, sino que con el total de la marca.

 

 

 

 

¿Cuáles son tus planes a futuro?

Estoy demasiado en el mood “the future is now”, así que trabajar, seguir generando propuestas nuevas, ganarme un espacio importante dentro de la industrial local. Ojalá expandir la marca y viajar para buscar nuevas oportunidades.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fotografía : Jonathan Zamora. Dirección de arte y estilismo: Matías Nuñez. Maquillaje y pelo: Iván Barría. Diseño gráfico: Valentina Ortiz. Modelos: Dindi Jane, Mariana Di Girolamo, Paula Luchsinger.