fbpx
icon icon icon
03.11.20

Lina de Lima, la apuesta sudamericana a los premios Oscar

Lina de Lima es candidata a representar a Chile como Mejor Película Extranjera, decisión que por primera vez determinarán las y los miembros de la Academia de Cine de Chile. Una cinta elaborada por mujeres y una candidatura sudamericana que muestra el Chile de las y los inmigrantes en un "dramedy" musical.



 

En la película, protagonizada por la actriz peruana Magaly Solier (La teta asustada, 2009) y dirigida por María Paz González (Hija, 2011), Solier interpreta a Lina, una mujer peruana que se desempeña como trabajadora de casa particular en el barrio alto para mantener a su familia a distancia. Un día, mientras prepara su viaje anual de navidad para ver a su hijo en Lima, Lina se da cuenta de que este ya no la necesita como antes. Sintiéndose desplazada emocionalmente, comienza un viaje de autodescubrimiento entrecruzado con episodios musicales en español y quechua, donde encarna a una diva de Los Andes, en ensoñaciones que la llaman a perseguir el deseo y explorar su identidad.

 

 

 

La cinta, producida por Maite Alberdi junto a Giancarlo Nasi, es una coproducción entre Perú, Argentina y Chile, lo que la convierte en una opción sudamericana que visibiliza la territorialidad de las y los inmigrantes. “La apuesta principal de Lina de Lima no es solo hacia una audiencia local, sino principalmente internacional. De hecho es una coproducción entre Chile, Argentina y Perú y eso es algo que está pensado desde el nacimiento del proyecto, abriéndonos la idea de pensar en una candidatura sudamericana”, cuenta la directora.

El 2011, la periodista y directora María Paz González fue la ganadora de la competencia nacional de FIDOCS en la categoría Mejor Película con Hija, una roadmovie documental. Lina de Lima es la primera cinta de ficción de la directora, estrenada en el Festival de Cine de Toronto y ganadora de la Competencia Largometraje Chileno de la vigésima sexta edición del Festival Internacional de Cine de Valdivia, que se realizó entre el 06 y 13 de octubre recién pasado.

 

 

 

 

Más que un drama sobre la inmigración, el largometraje representa la historia de una mujer compleja, el descubrimiento de su identidad, el cuestionamiento de los roles y las ideas de placer femenino.

“El personaje de Lina surgió de muchas conversaciones con mujeres migrantes que conocí. Conversando me contaron cómo llegaron, lo que vivieron y también como cambiaron en todo este tiempo. De ahí surgió esto como una ficción, porque yo partí haciendo un documental. Por eso Lina es un personaje que se construye a partir de una realidad que existe y donde nunca sentí que las mujeres fueran víctimas. Personas que habían sufrido, sí, es evidente que migrar es difícil, pero eso solo las hizo más fuertes, independientes y empoderadas a pesar de que internamente cargas miedos, dolores y culpas que muchas veces no confiesan. Ese lugar me pareció muy lindo para hacer una película”, afirmó María Paz González para La Máquina.

La cinta estará disponible en Chile desde el 5 de diciembre.