icon icon icon
22.09.17

Las Órbitas de Carmen Barahona

Resguardando los últimos anuncios, chequeando la programación de actividades, coordinando vuelos, visitas técnicas e ideando un encuentro entre campos artísticos aparentemente disímiles es parte de la cotidianidad que vive Carmen Barahona, quién está ad portas de viajar a un festival en Corea para conocer la escena musical del país y, como si fuera poco, a sólo un mes de lanzar la segunda versión de su proyecto: En Órbita, que tendrá como primer aterrizaje el show y talk de la multiciplinaria artista, Laurie Anderson, que será la antesala del festival que en diciembre ya tiene confirmados a Cigarettes After Sex, Lee Ranaldo, Damo Suzuki, Parquet Courts, Brazilian Girls, Night Beats, Holy Wave, Stone Gian, The Ganjas y Miss Garrison.
Texto: Sebastián Herrera. Fotografía Carmen Barahona: Isidora Cristi.

Carmen Barahona, creadora de festival En Orbita, retratada por su hija Isidora Cristi de 17 años

 

Proyectos, ideas, alianzas, diálogos, música, arte y cultura son las distintas órbitas que parece habitar la directora y fundadora de En Orbita, un festival que nos es más que el reflejo de ese mismo espíritu: generar un punto de encuentro entre personajes de mundos creativos inquietos.

 

¿Cómo se crea En Órbita, cuáles son los eventos que desencadenaron este festival?

Después de haber estado trabajando varios años en la industria de la música, frustrada, confundida y tratando de buscar una manera de gritar por ciertos cambios, me tomé un tiempo para pensar qué era lo que realmente quería hacer. Soy muy fan de un festival inglés llamado ATP (que ya no existe como festival, pero sí como organización) y creo que fue una de las principales fuentes de inspiración. Quedé cautivada con la brillantez y honestidad de su idea, un artista curador eligiendo a las bandas que querían compartir con sus fans. Era una fiesta con un diálogo donde todos eran partícipes, todos tenían algo que decir y creo que ese fue una influencia muy importante sobre lo que hoy es En Órbita. El documental All Tomorrow’s Parties es un un gran reflejo de esto.

 

¿Cuáles son las búsquedas de este proyecto?

Busco romper en algún grado el molde de lo que estamos acostumbrados a ver y a escuchar. Hay un mensaje atrás de En Órbita que es más revolucionario que otros festivales, esa es la gran diferenciación. Se desarrolla en base a instintos, a cautivarse con la música, a usar la introspección en la búsqueda de ideas y al diálogo en el desarrollo de éstas.

El mercado que realizaremos también lo puedo calificar de la misma manera. Mi principal foco con las charlas, paneles y workshops que desarrollaremos, es que los asistentes salgan con urgencias de hacer, de empezar a hilar su historia, sus proyectos bajo sus propios medios, no bajo bases de fondos, o simplemente porque se basan en lo que podría vender o no. Si no cambiamos eso, quedaremos estancados en una obviedad permanente, replicando modelos y dejando de desarrollar nuestra propia identidad.

La genialidad y perseverancia mueven montañas, romper el molde a veces es necesario y esa es nuestra invitación, eso es lo que queremos generar.

 

Festival En Orbita 2016

 

¿Qué crees que hace distinto este festival a cualquier otro?

Hay varios puntos que pueden diferenciar a En Órbita, primero, posee una curatoría diferente, no buscamos nombres comerciales, buscamos artistas que tengan una visión y perspectiva un poco más compleja y profunda, ya sea en mensaje o sonoridad.  Son nombres que no tienen el nivel de popularidad de muchos otros que sí pueden vender una cantidad significativa de tickets en corto tiempo, pero estos nombres para mucha gente son importantes y jamás se hubiesen esperado verlos, por lo menos, mezclados con otros artistas con los cuales comparten un diálogo.

Al construir nuestro lineup, nos preocupamos de contar una especie de relato, hay una conversación directa entre cada uno de los estilos y son tendencias muy de nicho.

Este año quisimos cavar más hondo y traer a Laurie Anderson, que es una especie de manifiesto en cuanto a dejar claro cuál es nuestro foco curatorial en la música por un lado y por otro, que creemos que todas las manifestaciones artísticas se conectan de alguna forma u otra.

Por eso, para esta ocasión, quisimos acercarnos a la Bienal de Artes Mediales y la Bienal de Arquitectura, para juntos poder recibir a Laurie y, de ese modo, se pudiera empapar un poco más con la cultura local, además de ahondar en diferentes ramas de su trabajo musical y artístico.

En Órbita busca incentivar a artistas a explorar más en sus procesos creativos y a consumidores de música y cultura en general, a no quedarse sólo con lo que se les entrega en los medios y plataformas de distribución, que es lo más básico.

En estos tiempos es tan fácil explorar nombres nuevos, antiguamente estaba el ritual de ir a comprar discos porque no había más opciones, ahora está todo ahí para investigar más. Me interesa que los jóvenes lo hagan, que busquen un poco más atrás también para entender de donde vienen tantas tendencias que se han instaurado y que poseen una historia con protagonistas increíbles, de los cuales se puede aprender mucho.

 

Laurie Anderson, programación En Orbita 2017

 

¿Cómo se construye el festival y cuáles son los síntomas que viste en el panorama actual para tomar la decisión de hacerlo?

Ya les mencioné que mi primera fuente de inspiración fue ATP, pero de ahí empecé a rescatar información de muchos otros festivales que había tenido la suerte ver, como Fuji Rock en Japón, Primavera Sound en España, Nrmal en México, Levitation en Austin. Todos esos nombres tienen una cierta particularidad que los hace diferentes y de todos aprendí y agarré ideas que se han ido implementando bajo mi perspectiva.

No pensé mucho en el panorama actual, ni diseñe el festival para llenar un espacio. Fue mucho más orgánico, como cuando se te ocurre hacer una fiesta con amigos, temática y se arma sola, todos llegan. Fue un poco eso, un impulso que llevé a cabo en base a lo que yo me imaginaba que tenía que ser o como yo quería que fuese. Tuve que mezclar las ideas con la realidad de los recursos que teníamos, que hasta el día de hoy, siempre han sido extremadamente acotados, porque es un proyecto que se financia con créditos, es la única manera que encontré de llevarlo a cabo y no iba a dejar que la plata fuese una limitante, no al principio por lo menos.

 

¿Cómo ha sido la progresión de En Órbita, es decir, has ido modificándolo en el camino o la línea ha sido siempre la misma?

Es complejo plantearlo así, porque puede sonar muy obstinado, pero creo que la progresión a estado directamente relacionada a como yo he vivido todos los procesos.

En la primera edición fue más prueba y error, tenía mucho miedo, no estaba bien segura de si estaba haciendo las cosas bien o no y claramente se cometieron varios errores. Luego de la primera edición, fue duro enfrentarse con la escena posterior, cuando ya todo se acabó. En general, cuando uno trabaja tan duro por algo que es tan corto, siempre es extraño cuando se acaba, hay una especie de luto mezclado con agotamiento. Yo por otro lado, tuve muchas complicaciones para poder levantarme del desastre financiero que quedó detrás, fue fuerte. La gente no ve eso, pero no es nada de fácil montar un festival.

No sé, me sentí muy perdida y triste, me tocó separarme entre medio y yo pensaba, ¿porque sacrifiqué tanto por esto? ¿es tan importante?

Me costó tomar la decisión de qué hacer, quise intentarlo un poco más, presenté un fondo de cultura muy complejo de hacer que no me lo gané, presenté varios Corfos que no me gané, hablé con varias personas de instituciones gubernamentales, con infinitas marcas, ninguna puerta se abría.

Toda esa frustración creo que me aclaró la cabeza, entendí como lo tenía que direccionar y porqué. Seguí tocando puertas para avanzar en concretizar lo que tenía que hacer y felizmente, está funcionando tal cual como yo lo quería, pero sin la ayuda de nadie, lo cual nos da una libertad increíble de poder expresarnos abiertamente con todo lo que queremos transmitir.

 

Cigarretes after sex, programación En Orbita 2017

 

¿Cuáles son las dificultades que encuentras de montar un trabajo de esta envergadura?

Fácil pregunta de breve respuesta: el financiamiento.

 

¿Cuál es el mínimo común denominador de los artistas escogidos para esta versión 2017?

Genialidad, unicidad y disposición de compartir con nuestro medio cultural local, encontrarán instancias en todos los días del festival, donde podrán compartir con ellos.

 

¿Cuál es la relevancia de armar un espacio para el mercado?

Para mi, una de las metas más importantes es hacer este mercado y lo decidí luego de haber desarrollado varios fondos, donde desarrollé un programa. Este mercado es gratis, será para todos los que deseen inscribirse, pediremos un mínimo de requerimientos, pero es una invitación abierta a todos los que quieran aprender un poco más de lo bueno y lo malo de la industria y, sobre todo, las temáticas están enfocadas en desarrollo artístico y curatorial. Transmitiremos las bases cuando anunciemos a los invitados y el programa.

Queremos generar una efervescencia creativa entre empresarios, emprendedores y artistas y ¿porqué no? volver a lo básico. Finalmente, todo es cíclico y reencontrarse con el pasado entrega la visión para construir un mejor futuro. Tomaremos la oportunidad para desarrollar una serie de actividades también de carácter más romántico, que tendrán lugar en un espacio maravilloso dentro de la Usach.

 

Brazilian Girls, programación En Orbita 2017

 

¿Qué esperas para este En Órbita 2017?

Espero poder lograr un proyecto sustentable, para que puede extenderse en el tiempo. Sería una pena no poder darle una continuidad, pero eso depende ya de factores que no son fáciles de abordar. No es una entrada barata, lo sabemos, pero el valor que le dimos es para poder costearlo, sin fines de lucro.

El planetario es un gran patrimonio y estamos orgullosos de llevar el proyecto a cabo en ese espacio. Han sido de gran apoyo para nosotros y esperamos que sea una hermosa experiencia para todos, pero es un lugar de menor capacidad, que hay que cuidar bastante y traer artistas internacionales también implica una inversión significativa, esa es la realidad de las cosas. Espero también poder ver resultados del mercado, nuevas relaciones, nuevos negocios, nuevos intercambios y nuevas oportunidades para emprendedores y artistas.

 

 

La programación de En Orbita partirá el viernes 20 y sábado 21 de octubre, con un talk gratuito en el Planetario de Santiago y un show en el Teatro Caupolicán respectivamente, con la mítica artista experimental y músico Laurie Anderson. Los días 12, 13, 14 y 15 se realizarán distintos shows y conversatorios gratuitos en la USACH y en la Biblioteca de Santiago, donde participarán directores de festivales y músicos internacionales y nacionales que conversaran sobre sus procesos creativos y la industria de la música. Toda la experiencia finalizará con el festival que se desarrollará el sábado 16 de diciembre en el Planetario de Santiago. Las bandas confirmadas hasta el momento son Lee Ronaldo, Damo Suzuki, Cigarrettes After Sex, Parquert Courts, Brazilian Girls, Night Beats, Holy Wave, Stone Giant, The Ganjas y Miss Garrison. Durante octubre se anunciará a 7 artistas que completarán el line up des festival.

La librería Catalonia y la disquería Needle ubicados en el Drugstore y el estudio de tatuajes Shangri La Body Art ubicado en Arturo Burhle 057 son los puntos de venta físicos y sin recargo para el festival En Orbita; mientras que en la Librería Metales Pesados de José Miguel de la Barra 460 se pueden comprar sólo entradas para Laurie Anderson.

 

Os Mutantes, Festival En Orbita 2016

 

Texto: Sebastián Herrera. Fotografía Carmen Barahona: Isidora Cristi.